Gasto energético: componentes y su influencia en el peso

«Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito» Aristóteles.

 

Nuestro cuerpo tiene una regulación homeostática para mantener el peso, es lo que se conoce como balance energético, que no es más que el equilibrio entre la ingesta calórica que proviene de la alimentación y el gasto energético.

En dicha regulación intervienen una serie de mecanismos que tiene el sistema nervioso para regular la sensación hambre-saciedad. Cuando de forma sostenida en el tiempo se produce un  desequilibrio entre lo que ingerimos y lo que gastamos, se pierde dicho equilibrio y se produce el aumento o el descenso en el peso.

Leer más